sábado, marzo 22, 2008

DEVASTACIONES DE OSORIO, 1605-1606 Y LA IGLESIA CATÓLICA


Los dos mapas de la Isla de Santo Domingo, Colección del Archivo General de la Nación, son aproximadamente del siglo XVII.

"LAS DEVASTACIONES DE OSORIO, 1605-1606: PARTICIPACIÓN DE SACERDOTES CATÓLICOS EN EL CONTRABANDO".

Alejandro Paulino Ramos

INTRODUCCIÓN

Desde mediado del siglo XVI los habitantes de los poblados más distantes a la ciudad de Santo Domingo, centro político de la Isla de La Española(Isla de Santo Domingo), comenzaron a practicar el contrabando con corsarios y comerciantes de países que mantenían una rivalidad religiosa, económica y militar con España.

Ingleses, franceses y holandeses necesitados de materia prima, además interesados en castigar a España en medio de un largo conflicto bélico, rescataban con los habitantes de la “Banda Norte”, especialmente de Bayajá, Monte Cristy, Puerto Plata y la Yaguana.

Desde finales del siglo XVI las comunicaciones del Rey con sus gobernadores y oidores de la Real Audiencia, así como las de estos con el Monarca, dan cuenta de los rescates y de sus efectos sobre la economía de España y Santo Domingo, y el relajamiento de las normas e intereses de la iglesia católica. El procedimiento para poner “remedio” a este problema se ejecutó entre los años de 1603 y 1606. ´Tocó a D. Antonio Osorio, Gobernador, Capitán General y Presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo ejecutar las medidas recomendadas por los reyes de España, por lo que en la historia dominicana se conoce este acontecimiento como "Las devastaciones y despoblaciones de Osorio".

En los documentos relacionados con el tema de las devastaciones de Osorio y la implicación de sectores de la iglesia católica con el contrabando con herejes enemigos de España, tomado de J. Marino Incháustegui, Reales cédulas y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, Madrid, 1958, Colección Histórica-documental Trujilloniana, aparecen las causas del contrabando, la ejecución del mandato de ponerle fin y el rechazo de los habitantes de los lugares afectados, a las devastaciones y despoblaciones de las villas y lugares implicados en el mismo. Sobresalen en los documentos las rebeliones desencadenadas por Hernando Montero, como principal caudillo de la rebelión de Guaba y la resistencia de los curas Diego Méndez (de Guaba), así como la de fray Rodrigo de la Vega, en La Yaguana.

De la participación de sectores de la Iglesia Católica en el contrabando se ha escrito poco, aunque en los documentos que a continuación presentamos existen señalamientos que dejan ver la participación de curas en el rescate, y también su rechazo a las medidas que buscaban impedirlo. Se destaca, además, la insistencia en que los implicados fueran llevados a pueblos cercanos a la residencia de la Real Audiencia, lo que posibilitó el surgimiento de nuevos poblados: los habitantes de Monte Cristy y Puerto Plata, fundaron el poblado de Monte Plata, mientras que los trasladados de Bayaja y Yaguana, formaron el pueblo de Bayaguana.

Veamos ahora, una relación documental donde aparecen detalles relacionados con el ontrabando, las disposiciones para impedirlos y las rebeliones contra las medidas oficiales:


Doc. II-6-1587. Copia carta a S.M. del capitán Melgarejo, sobre noticias que tiene que S.M. quiere enviar a la Isla una Audiencia de la Santa Inquisición y orden al Arzobispo de donde podrán pagar los salarios de los inquisidores. Fecha: 6 febrero de 1587. (Signatura.- Aud. De Santo Domingo. Legajo No.868. Libro G.3, A.G.I. Sevilla).

COMENTARIO AL DOCUMENTO:

La carta de Joan Malgarejo al Rey de España, sobre las informaciones que tiene de que S.M. quiere enviar a la Isla de la Española una Audiencia de la Santa Inquisición y celebra que ésta venga para que ponga fin al rescate con corsarios luteranos y el contrabando que entendía como un “negocio diabólico”. Después de alabar esa intención, solicita que se le de licencia para ir a la Corte, para aclarar informe (de lo que ha dicho sobre el problema del rescate) y solicita que se le informe de dónde saldrán los gastos de la Audiencia de la Santa Inquisición.

Con el contrabando con los ingleses, franceses y flamencos se afecta la religión católica, por la introducción de libros herejes, se defraudan los derechos y se traen negros capturados en Guinea para comercializarlos en la Isla, además de que los corsarios traen cosas tan “cudiciosas y sabrossas para esta tierra que hasta las justicias que lo hauían de remediar es también metidos en ellos”, lo que dificultaba la extinción del contrabando.
.
Para controlar el negocio ilícito, Malgarejo recomienda a las autoridades española mantener dos galeras que se muevan en las aguas de la Isla de Santo Domingo y que se tengan cien hombres de guarnición con los que se pueden reforzar las galeras con soldados para en caso de que sea necesario. (idem).

Doc. V-28-1587. Carta del Lic. Acedo, oidor de Santo Domingo dando cuenta de asuntos relacionados con la fortificación de la isla, soldados castillo, noticia sobre la salida de Drake de Inglaterra y muerte del Presidente Ovalle. En : J. Marino Inchaustegui, Reales cédulas y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, pp.707-713. Signatura.- Aud. de Santo Domingo. Legajo No.51. Ramo 4, - A. G. de I. Sevilla).

COMENTARIO AL DOCUMENTO:

El licenciado Acedo, Oidor de Santo Domingo, dando cuenta de los asuntos relacionados con la fortificación de la Isla, un año después que Drake invadiera la ciudad de Santo Domingo; se lamenta de que el Rey, manejando informaciones sobre Drake ante de la invasión, no lo hubiera informado a las autoridades de la Isla, para que no los sorprendieran. Aprovecha para pedir recursos para construir un castillo donde había una iglesia y que la fortaleza se arregle y se convierta en iglesia, insistiendo para que el Rey envíe 200 negros esclavos para realizar la obra y que luego de terminarla estos esclavos se vendan y el dinero vaya a la caja de la hacienda. Además se refiere a monedas hecha en la Isla y su poco valor en relación al maravedí. Recomienda que se recojan y labren monedas de plata. Termina reclamando para sí el puesto o plaza de Presidente de la Real Audiencia, ante la muerte de Cristóbal de Ovalle y se opone a otros oidores que quieren que la plaza pase a la Real Audiencia, pero insiste que es a él que le pertenece por ser el oidor más viejo, recomendando, además, que se nombre como capitán de la guarnición a un portugués rico y entendido en asuntos militares.

ASPECTOS RELIGIOSOS

Dando cuenta sobre el contrabando, Acedo dice que los españoles que practican el contrabando con los luteranos parecen que han perdido el temor a Dios y al Rey y que parece que ellos creen que con su práctica ganan el cielo al tratar con los luteranos. Recomienda que si son herejes, el único remedio para que la gente de la banda norte se abstenga de no cometer esos delitos, es enviar jueces y castigarlos. ( 1587: Doc. V-28-587: Carta al Rey del Licenciado Acedo , Oidor de Santo Domingo, del 28 de mayo de 1587, en : Reales Cédulas y correspondencia de gobernadores, de J. Marino Inchaustegui. Vol. 3, pp.707-713).

Se destaca en el documento que los españoles de la banda norte de la isla de Santo Domingo les venden ganado a los franceses y estos les venden “negros que traen robados, y muchos géneros de ropa que se proveen a muy buenos precios”. (Idem).

Acedo explica a la corona la disolución que existe en la banda norte y los excesos que se comenten en el rescate con los franceses; esos rescates no pueden ser impedidos por los jueces pesquisidores que visitan esos lugares cada año, volviendo los jueces sin averiguar nada, ya que todos los que participan se cubren y guardan secretos sobre sus actividades y cuando los jueces regresan a la ciudad de Santo Domingo se reinicia el contrabando. (Idem).

Doc. V-11-1588. Real Cédula al Presidente y oidores Real Audiencia Santo Domingo, informado sobre el auge del comercio entre los vecinos de la banda del norte con los corsarios. (Véase : Marino Inchaustegui, Reales Cédulas y correspondencias de los gobernadores, Vol. 3, pp.718-719. Signatura.- Aud. de Santo Domingo. Legajo No. L868, Libro G. 3, -A.G. de I. Sevilla).

COMENTARIO AL DOCUMENTO:

Hay una queja del Rey sobre la participación de canónigos que practican el contrabando y pide que los vigilen y les den seguimiento. El monarca informa en Real Cédula al Presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo, de que él ha sido informado de los excesos de los rescates con herejes y que en la Isla hay personas conocidas en la banda norte que intervienen en el contrabando, entre ellos el canónigo Alonso, y otros. (Idem).

Una Real Cédula al presidente de la Real Audiencia y a Oidores, les informa que se tienen noticias sobre el rescate que se practica en la Isla con luterano, que este se hace públicamente, y que en tres años “decoraron” más de sesenta mil vacas y cargaron cueros en doce navíos de los herejes, además de que llevaron a la Isla más de seiscientos negros y más de ochocientos mil pesos en mercaderías robadas a españoles. ( Real Cédula al Presidente y oidores de la Real Audiencia: Doc. V-11-1588: en Reales Cédulas y correspondencia de gobernadores, de J. Marino Incháustegui, Vol.3, pp.718-719. )

Doc. VIII-6-1603. Real Cédula a D. Antonio Osorio, Gobernador, Capitán general y Presidente Real Audiencia y al Arzobispo de Santo Domingo, encomendándole la misión de trasladar las poblaciones de Puerto Plata, Yaguana y Bahaya, por las razones que expone. (En: J. Marino Incháustegui, Reales Cédulas y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, pp. 788-790. Signatura.- Aud. de Santo Domingo. Legajo No. 868. Libro G. 3, -A.G. de I. Sevilla).

COMENTARIO SOBRE EL DOCUMENTO:

El Rey se refiere a los rescatadores como enemigos de la Corona y de la Santa Iglesia y recomienda mudar los pueblos y ubicarlos próximo a la Real Audiencia, pero manda que ella no se “entremeta” tocante al asunto y lo inhibe al comentario de todo ello, lo que deja ver una duda sobre esta institución y sus miembros en lo tocante al contrabando. Propone un perdón para los que habiendo practicado el contrabando, se acojan al traslado a otros pueblos. Además, quedan establecidos en la Real Cédula los inconvenientes del contacto entre los enemigos de España y los españoles de la banda del norte en la relación a los libros de las sectas protestantes que llevaban a la Isla. ( Real Cédula a Don Antonio de Osorio y al presidente de la Real Audiencia del 6 de agosto de 1603. En: Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, de J. Marino Incháustegui, Vol. 3, pp.788-790).

En cuanto a lo económico, se recomienda que los ganados deben ser retirados de la zona donde se van a realizar las mudanzas y llevados a las nuevas tierras que se deberán poblar, lejos de los puertos, para que ningún enemigo de España pueda aprovecharse de ellos. (Idem).



Hay en el documento una crítica a las medidas ineficaces que se habían tomado, explicando que las medidas tomadas para evitar el rescate con los enemigos de España, no habían dado resultados, pues se había procurado remediar los daños del contrabando usando la censuras, enviando jueces para el castigo de los que cometían el delito y estos no habían mostrado temor del daño en sus almas y de la ejecución de rigurosas penas. (Real Cédula a Don Antonio de Osorio y al presidente de la Real Audiencia del 6 de agosto de 1603. En: Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, de J. Marino Incháustegui, Vol. 3, pp.788-790).

Para remediar el problema del contrabando, el Rey recomendó en Real Cédula a Don Antonio de Osorio y al presidente de la Real Audiencia, que los tres lugares que estaban en los puertos de Puerto Plata, Bayaja y La Yaguana que son en la banda norte de la Isla y muy distantes y apartados de la ciudad de Santo Domingo y donde son acogidos y hacen sus rescates, se mudasen los vecinos de esos lugares a tierra adentro en contorno de esa ciudad de Santo Domingo a cinco, seis y ocho leguas reduciéndolos a dos poblaciones buenas en partes cómodas y abundantes de pasto para sus ganados y labores y comodidades de maderas y materiales para reedificar casas y así quitar a los enemigos la ocasión de rescatar, pues estarían estos vecinos a la vista de la Real Audiencia. Además se sacará muchos provechos de las mudanzas, pues los rescatadores extranjeros no Irán a esos lugares, como tampoco van a otros lugares despoblados. (En: Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, de J. Marino Incháustegui, Vol. 3, pp.788-790).

En Real Cédula a D. Antonio de Osorio, y al Capitán general y presidente de la Real Audiencia, el Rey señala que los rescates y contrataciones entre los vecinos de esa Isla se practica con los franceses, ingleses y flamencos. ( Real Cedula a Don Antonio de Osorio y al presidente de la Real Audiencia del 6 de agosto de 1603. En: Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, de J. Marino Incháustegui, Vol. 3, pp.788-79).

COMENTARIO:

Las recomendaciones de las despoblaciones tomaba en cuenta los asuntos económicos, pues la población estará más concentrada y juntas para ser usada en casos de necesidad; se aseguraran los negros cimarrones; el trato y el comercio crecerá enviando a España los frutos y entrando y saliendo todo por el puerto de Santo Domingo; se beneficiaran las minas; aumentaría la población. ( Real Cédula a Don Antonio de Osorio y al presidente de la Real Audiencia del 6 de agosto de 1603. En: Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, de J. Marino Inchaustegui, Vol. 3, pp.788-790).

En cuanto a la fundación de nuevos pueblos, se recomienda mudar los pueblos de Bayaja, Yaguana y Puerto Plata después de haber elegido los sitios y partes más cómodas y a propósito en contorno de la ciudad de Santo Domingo, entre cinco y doce leguas, donde puedan hacer sus asientos y poblaciones y que se muden en ellos con la mayor suavidad y comodidad, brevedad y seguridad que se pudiere con sus ganados y haciendas movibles, tratando que los trasladados reciban el menor daño posible. ( Real Cédula a Don Antonio de Osorio y al presidente de la Real Audiencia del 6 de agosto de 1603. En: Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, de J. Marino Incháustegui, Vol. 3, pp.788-790)

Doc. VIII-6-1603: Real Cédula a D. Antonio Osorio, Gobernador, Capitán general y presidente Real Audiencia, comunicándole lo que S.M ha resuelto para remedio de la comunicación y rescate que la gente de la Isla Española tiene con los enemigos, y que se trasladen ciertos pueblos. (En: J. Marino Incháustegui, Reales Cédulas y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, pp.791-793. Signatura.- Aud. de Santo Domingo. Legajo No. 868. Libro G.3, -A.G. de I. Sevilla).

COMENTARIO :

En él se insiste sobre los inconvenientes del rescate con los enemigos de España, tanto en lo económico como en lo religioso y porque se defraudan los derechos reales: (Véase: Doc. VIII-6-1603 En: J. Marino Incháustegui. Reales Cédulas y correspondencia de gobernadores, Vol. 3 pp.791-793

En el documento aparece mención a otros puertos donde los enemigos de España entran y salen, que son tan buenos o mejores, que los puertos donde se realiza el contrabando, pero como no hay población no encuentran con quien contrabandear Con la despoblación de los referidos lugares los enemigos dejaran de ir y se conseguirá mucho beneficios de la mudanza y haciendo las poblaciones en las partes dicha, estará toda la fuerza de los negros cimarrones y el trato y comercio crecerá enviando sus frutos a España y entrando y saliendo todo por el puerto de Santo Domingo, beneficiará la mina y aumentará la población. (Véase: Doc. VIII-6-1603. J. Marino Incháustegui, Reales Cédulas y correspondencia de los gobernadores, Vol. 3, pp.791-793).

Se dejan en claro los beneficios que se esperaban de las despoblaciones de los pueblos de la banda norte: Para facilitar que los implicados en el contrabando cumplan con la medida de la reducción, puedan acudir a sus casas y haciendas y granjerías, beneficiándolos con un perdón general.

Los tres lugares que están en los puertos de Puerto Plata, Bayahá y La Yaguana, que están en la banda norte del a isla y muy distantes y apartados de la ciudad de Santo Domingo donde reside la Audiencia y está la mayor población, y donde acuden los más de lo ordinario los enemigos a hacer sus rescates y donde son acogidos y proveídos de lo que les falta por los vecinos de dichos lugares y tienen almacenes, se mudasen tierra adentro, cinco o seis y ocho leguas reduciendo las poblaciones buenas en partes cómodas y abundantes de pasto para sus ganados y labores, evitando la ocasión de rescatar con los enemigos. ( Doc. VIII-6-1603. En J. Marino Incháustegui, Vol. 3, pp.791-793).

Doc. Carta Gobernador D. Antonio Osorio. Dando cuenta de cosas eclesiásticas de la isla, la necesidad que tienen de remedio algunos eclesiásticos han hecho daño para que se haya continuado en esta isla tanto tiempo los rescates, etc. (En : J. Marino Incháustegui, Reales Cédulas y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, pp. 821-823. Signatura.- Aud. de Santo Domingo. Legajo No. 52, -A.G. de I. Sevilla).

El documento que a continuación sigue, da una panorámica explicativa de las causas que justificaban las devastaciones y la implicación de religiosos en el contrabando y contacto con herejes:

“De las cosas eclesiásticas de esta isla he dado a V.M. algunas veces cuenta y ahora la vuelvo a dar por la necesidad que tienen de remedio pues de ellas pende una muy grande parte para que de todo punto se desarraiguen los rescates que tan acabada y destruya tienen esta tierra. La predicación confesiones platicas y las demás cosas espirituales como V.M. sabe mueven y atraen así generalmente a los pueblos y cuando corre esto por mano de personas que padecen algún mal fácilmente le pegan a los circunstantes como se a visto en las herejías que uno solo a sido bastante a perder y turbar un reyno y cuando son muchos los tocados de estos errores más y mayores daños podrán hacer todo esto digo a V.M. porque los rescates han sido aquí favorecidos y defendidos de las personas eclesiásticas como de los seglares y con más ventajas pues eran mas poderosos para hacerlo por las razones dichas esto se verifica en que sea disputado públicamente que el trato con quien quiera era licito y que era pecado mortal matar a cualquiera de los extranjeros que venían a contratar siendo tan notoriamente herejes y a este propósito un millón de errores todos encaminados a que no cesase esta maldita contratación sin esto que eran dispudentes que aquí hay a donde con el hecho verificaban por cuan ciertos tenían sus opiniones pues con hacerlo ellos mismos daban a entender al bulho que se podía hacer y en esta desobediencia de Guava y la Yaguana en la una parte fue el munidos un cura de haya llamado Diego Méndez de Redondo el cual estuvo con los alzados de Guaba diciéndoles misa y haciendo con ellos el oficio de cura hasta que le descomulgaron dos o tres veces y entonces pienso que se salió por que supo que yo iba con gente la vuelta de ellos y que aquello no se podía sustentar pues hasta que pasó todo lo dicho se estuvo quedo y en la Yaguana un fraile llamado fray Rodrigo de la Vega que estaba por guardián de un convento que allí había de San Francisco tomó armas y convoco gente para defender que su convento no se quemase estándolo ya todo el pueblo y dijo palabras para mover y alborotar los de y iba públicamente a rescatar a los navíos que allí había y el vicario de aquel lugar se a quedado en el hasta hoy sin saber que haya salido no habiendo quedado en aquel lugar otra persona que se sepa pues lo que a pasado”. (Idem)

Doc. V-1-1606. Respuesta del Rey a Don Antonio Osorio en cosas tocantes a rescatadores de la Isla española. Fecha: 1 mayo de 1606. En : J. Marino Incháustegui, Reales Cédula y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, pp. 31-834. Signatura.- Aud. de Santo Domingo. Legajo No.869. Libro G. 5, -A.G. de I. Sevilla).

ASPECTOS RELIGIOSOS:

“Por un testimonio y auto que habéis enviado y visto como el cura Diego Méndez fue el principal movedor de la rebelión del Guava y quedo advertido de ello.” Doc. V-1-1606. Carta del Rey a D. Antonio Osorio. En : J. Marino Incháustegui, Reales Cedula y correspondencias de gobernadores, Vol. 3, pp. 831-834

ASPECTOS JUDICIALES:

“Acertado fue el nombrar juez que fuese a la isla de Cuba al castigo de los rescatadores que fueron a ella de la Yaguana pero cuando entendisteis que el licenciado Manso de Contreras a quien nombrasteis para ello que no era apropósito por las causas que decís y que difería tanto en su partida pudiera ayer nombrado otro juez en su lugar..” (Idem)

DAÑOS CAUSADOS Y LIDERAZGO:

“Así mismo he visto lo que decís cerca de la forma que tuvieron los vecinos del valle de Guava para alzarse como lo hicieron habiendo tomado por cabeza y caudillo a Hernando de Montero y de la manera que rescataron de nuevo públicamente de los enemigos armas y municiones y otras cosas y a parecido que en todo caso conviene que se haga justicia en lo que toca al dicho Hernando Montero y así os mando que la hagáis procediendo contra el conforme a derecho pues es el principal culpado de todos.”. (Idem)

CONSTRUCCION DE NUEVOS PUEBLOS

El refiriéndose a las cartas enviadas por Osorio sobre el problema de los rescates con los enemigos de España: “He visto la información y testimonios que habéis enviado de la llegada de los vecinos de los lugares de Puerto de Plata y Monte Cristi con sus ganados y haciendas a los nuevos sitios y de cómo estaban ya reducidos en uno con nombre de San Antonio de Plata habiendo vos vencido las dificultades que cerca de esto se ofrecieron..” (Idem)


GLOSARIO:

Galera : Embarcación de bajo bordo, que va a remo y vela. Suelen tener 25 y 30 remos por banda; llevan un cañón grande, dos medianos y 2 pequeños.

Naos : Lo mismo que navío. Baxel o embarcación grande de alto bordo y armado en guerra con artillería. También sirve para el comercio.

Arcabuze : Arma de fuego compuesta de un cañón en su caja de madera y su llave, la cual da el fuego con el pedernal hiriendo el gatillo y es diferente al moquete que se dispara con mecha encendida.

Cibda : ciudad

Maravedis : moneda antigua española que se ha tenido por moneda. Han existido de plata, de oro y de cobre. La palabra viene de los moros y es una tercera parte de un real.

Canónigo : persona eclesiástica nombrada para obtener canonjía de la catedral.
Cámara : lugar del aposento donde generalmente se duerme. Lugar donde se guardan los granos físico o erario público.

Escribano : el que por oficio público hace escritura y tiene ejercicio de pluma con autoridad del príncipe o del magistrado.

Legua : medida de tierra de magnitud variada. Una legua es lo que se anda en una hora.















































1 comentario:

Angel Domingues dijo...

Hola cai en este Blog por error, al escribir mal mi Blog de Historia Dominicana en Wordpress. Su Blog es interesante, el mios es
http://historiadominicana.wordpress.com/
y tengo otro pero no es de Historia
http://hedgeohg.blogspot.com/

Bueno pase buenas, buen contenido.